menu

Hola, ¿En qué podemos ayudarte?

Buscador

¿Cómo funcionan los equipos de deshielo?


Como los coches, las calles y las carreteras, los aviones también sufren las consecuencias de las temperaturas bajo cero, la nieve y las heladas. Pero estas condiciones meteorológicas adversas no les impiden realizar sus vuelos programados gracias a los equipos de deshielo de los aeropuertos. 

Los equipos de deshielo de Iberia constan de unos camiones, que llevan incorporado un depósito de 5.000 litros de una mezcla de agua y glicol, y una caldera con un quemador que hace que la mezcla se caliente y salga por el cañón a 2 grados centígrados. En el camión van instaladas unas bombas que elevan el agua de manera que, cuando el operador abre la válvula de escape, permite la salida del líquido a la presión necesaria para que caiga sobre el avión. Con este proceso se consigue eliminar cualquier resto de escarcha, hielo, nieve o agua nieve de los aviones para que las superficies queden limpias. A la mezcla se añade un colorante anaranjado, para una fácil comprobación de la correcta aplicación sobre las superficies. El agua derrite el hielo, la escarcha o la nieve, mientras que el glicol evita su formación durante un determinado periodo de tiempo. 

Se suelen deshelar habitualmente los planos verticales y horizontales (alas y cola), el fuselaje, la cúpula del radar, las compuertas de los trenes de aterrizaje y los estabilizadores. Aunque con condiciones climatológicas extremas, hay que deshelar los aviones por completo. El deshielo se realiza a petición del comandante del vuelo. 

Este proceso se realiza aplicando escrupulosamente las instrucciones de los manuales del fabricante del avión, la normativa IATA y las reglamentaciones ISO, entre otros. 

El tiempo necesario para este proceso puede oscilar entre tres minutos y una hora o más. Normalmente se tarda entre tres y cinco minutos en limpiar un avión con hielo o escarcha. Esos tiempos se pueden incrementar bastante si se trata de nieve; hay veces que se puede tardar hasta más de una hora. 

En Madrid-Barajas hay dos bases de deshielo que están operativas las 24 horas del día. Estas permiten limpiar tres aviones al mismo tiempo en cada base, en circunstancias normales. A pleno rendimiento, esas plataformas pueden deshelar más de 150 aviones cada una en condiciones climatológicas normales.

Preguntas de nuestros clientes relacionadas con este contenido